x


PATRIMONIO CULTURAL
Capilla de San Juan Nepomuceno

Dirección
Calle San Juan Nepomuceno, Real Sitio de San Ildefonso, España

Fue construida en el reinado de Carlos III y bendecida en 1779 por el abad de este Sitio. Cedió el terreno generosamente Su Majestad, y los infantes D. Gabriel y D. Antonio donaron de toda la piedra labrada que sobró después de edificarse la Casa de Infantes.

Los maestros vidrieros alemanes, que llegaron a La Granja a mediados del siglo XVIII, eran tan
devotos de este mártir que fundaron la Real Congregación de San Juan Nepomuceno en 1766. Ellos mismos mandaron hacer una imagen del santo que colocaron, para su culto, en una barraca de pobre construcción que les había regalado la reina madre Isabel de Farnesio. Este edificio, situado posiblemente en el mismo lugar que la capilla actual, no ofrecía las condiciones requeridas por sus cofrades, cuyo número crecía por la incorporación de nuevos miembros, entre los que se encontraba Candidatura de Reserva de Biosfera del Real Sitio de San Ildefonso 31 el rey, Carlos III, y su familia. Esta es la causa por la que comenzó a levantarse un edificio nuevo en 1778, fecha en que también, según cuenta Santos Martín Sedeño, el Cabildo de Praga les regaló una reliquia del mismo santo. Tampoco ésta era una construcción muy sólida, pues en el año 1793 se encontraba en ruinas e incluso había sido preciso sacar la imagen de esta capilla, según nos cuenta otro ilustre miembro de la cofradía, el Duque de Alba.

La capilla tiene planta rectangular y una sola nave; la capilla mayor se encontraba en el eje longitudinal y la decoraba un retablo. Al exterior el único elemento que le delata como religioso es la espadaña, pues el resto, incluida la sencilla puerta lateral, es extremadamente sobrio y sencillo; el único adorno son los revocos que imitan motivos arquitectónicos. Actualmente es un edificio privado utilizado como galería de arte.

Galería