x


PATRIMONIO CULTURAL
Real Fábrica de Cristales

La Real Fábrica de Cristales se establece en 1727 bajo los auspicios del Estado español. Gracias al espionaje industrial se incorporaron un buen número de especialistas europeos conocedores de las técnicas del vidrio más novedosas. De acuerdo a sus procedencias, se establecieron hasta tres fábricas de cristales: españoles, franceses y alemanes, además de distintos obradores y un almacén general en Madrid.

Debido a la Guerra de la Independencia española se apagan los hornos en 1808. Fernando VII reanuda los trabajos en 1815, hasta la regencia de María Cristina, cuando en 1833 se arriendan los espacios a particulares. Al finalizar el último arriendo, en 1970, se constituye diez años después la Fundación Centro Nacional del Vidrio, con el fin de reformar el antiguo edificio de la Real Fábrica y dotarle de un museo, una escuela y un centro de producción, con miras a conservar y dar a conocer las tradicionales técnicas del vidrio.

El Museo Tecnológico del Vidrio se ubica en la antigua Real Fábrica de Cristales, el único edificio fabril que se conserva en la actualidad en el Real Sitio, diseñado en 1770 por el aparejador del Real Sitio, Joseph Díaz Gamones, y construido extramuros del recinto de La Granja, con planta basilical orientada al Mediodía y dos grandes  y novedosas cúpulas de ladrillo sobre los hornos de fusión, en lugar de las antiguas armaduras de madera que provocaron incendios. Se trata de uno de los edificios industriales europeos más relevantes del siglo XVIII, declarado Bien de Interés Cultural.  Alberga en su interior distintas exposiciones temáticas sobre la tecnología del vidrio, con maquinaria, herramientas y demostración de la técnica del soplado en vivo, además de exposiciones temáticas sobre vidrieras del  conocido taller Maumejean, Cristal de La Granja, vidrio centro europeo, vidrio de diseño y vidrio artístico contemporáneo.

Dirección
Paseo Pocillo, 1, 40100 Real Sitio de San Ildefonso, Segovia
Teléfono y fax
Teléfono
Horario
MUSEO-HORARIO INVIERNO (15 octubre - 31 marzo):
Lunes cerrado. Martes a viernes:  de 10 a 15.00h. Sábados: de 10 a 18h. Domingos y festivos: de 10 a 15.00h.
HORNOS-HORARIO INVIERNO (15 octubre - 31 marzo):
Lunes cerrado. Martes a viernes: de 10 a 14.45h. Sábados: de 10 a 13.45h y 16 a 17.30h. Domingos y festivos: de 10 a 14.45h.
MUSEO-HORARIO DE VERANO (1 abril-14 octubre):
Lunes cerrado. Martes a viernes: de 9 a 18h. Sábados: de 9 a 19h. Domingos y festivos: de 9.30 a 15h.
HORNOS-HORARIO DE VERANO (1 abril-14 octubre):
Lunes cerrado. Martes a viernes: de 10 a 15.00h. Sábados: de 10 a 13.45h y 16 a 17.30h. Domingos y festivos: de 10 a 14.45h.

Esta nueva fábrica, proyectada en 1770 por el aparejador del Real Sitio José Díaz Gamones y ampliada por el arquitecto Juan de Villanueva, es hoy la sede de la Fundación Centro Nacional del Vidrio y del Museo Tecnológico del Vidrio.

El edificio es uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura industrial del siglo XVIII a nivel europeo. Contaba con dos grandes hornos con sus cúpulas para la salida de humos, así como salas de raspar y cortar, norias giratorias para los molinos, tornos, etc. En 1771 se empezó a fabricar vidrio hueco, bajo la dirección del sueco Eder y del francés Sivert. Al alemán Brun se debe la invención del dorado al fuego. En el siglo XIX fue explotada irregularmente por empresas privadas que se preocuparon muy poco de la conservación de las instalaciones que fueron definitivamente cerradas en 1970.

La planta era rectangular, con la fachada principal orientada al sur, donde estaban ubicados los hornos y templadores. Las cubiertas de los hornos  eran de madera, muy vulnerables al fuego, por esta causa, la fábrica sufrió dos incendios, uno en 1753 y el otro en 1770.

Después de este último se decidió trasladar al exterior. En 1780 se instala la Fábrica de Lienzos, el nombre de una de las máquinas, la Calandria originó la denominación del edificio, de la plaza y calle adyacente. A mediados del siglo XIX, se cedió a las Religiosas Franciscanas para establecer un convento del cual se conserva la iglesia.

En 1980 se constituyó la Fundación Centro Nacional del Vidrio con el fin de reorientar el uso de la vieja fábrica y albergar en sus dependencias  un museo y una escuela, manteniendo una producción  que permitía conocer y conservar las técnicas tradicionales del vidrio.

El Museo Tecnológico del Vidrio comprende básicamente los siguientes apartados: una zona Tecnológica que alberga la nave de Hornos, maquinaria y los hornos en vivo que nos permite ver de cerca el delicado trabajo de los Maestros Sopladores. Las salas de Exposiciones permanentes y temporales y la tienda.

Galería fotográfica