x


Información geopolítica

El Real Sitio de San Ildefonso se encuentra en la provincia de Segovia, enclavado en el sector central de la vertiente norte del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Su situación dentro del Sistema Central es estratégica, ya que el Puerto de Navacerrada comunica las dos submesetas a través de la carretera Nacional CL-601 y la A-1 (Madrid-Irún).

Datos demográficos

El término municipal del Real Sitio de San Ildefonso comprende 144.81 km 2 y alberga un censo de población de aproximadamente 5.500 habitantes. Está formado por los núcleos poblacionales de La Granja, Valsaín, La Pradera de Navalhorno, además del enclave de Riofrío.

 

Clima

En el Real Sitio de San Ildefonso, cuyas zonas urbanas se encuentran a unos 1.200 metros sobre el nivel del mar, predomina un clima de montaña que se caracteriza por inviernos prolongados y frescos, con abundantes precipitaciones de lluvia y nieve y veranos cortos y calurosos.  Asimismo las primaveras y otoños son agradables y suaves.

 

Red hidrográfica

Los principales ríos que discurren por nuestra área pertenecen a la Cuenca Hidrográfica del Duero y son: Río Valsaín, Cambrones y Acebeda. Su caudal procede en gran medida de las abundantes nevadas invernales que, favorecidas por la orientación norte del municipio en las laderas de la Sierra de Guadarrama, permanecen hasta bien entrada la primavera. Un caudal además enriquecido por las lluvias de la primavera y otoño.

 

Vegetación

Este municipio, como todas las zonas de montaña, aglutina un gran número de ambientes que propician la aparición de una gran variedad de hábitat naturales en los que se desarrollan especies vegetales muy diversas. Así, aparecen desde los pastizales de alta montaña y las formaciones de matorral rastrero en las cumbres, pasando por la vegetación propia de las canchales, los imponentes pinos silvestres, robledales, encinares, vegetación de ribera, acebedas, pequeñas tejeras, rodales de chopo temblón, etc.

 

Fauna

Uno de los grandes valores naturales del municipio del Real Sitio de San Ildefonso es su fauna. En estos parajes se encuentran especies emblemáticas de nuestra fauna y catalogadas en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, la cigüeña negra y el buitre negro. Existe también una importante colonia de buitre leonado, además de aves migratorias como el águila calzada, el milano negro y una importante variedad de especies típicamente forestales.

Entre los mamíferos cabe destacar la presencia del corzo, el jabalí y algunas especies de murciélagos. Peces como la trucha y anfibios como la salamandra, la rana ibérica o los sapos parteros entre otros.

De entre los reptiles se destaca la presencia de la lagartija serrana, el lagarto ocelado, la víbora hocicuda etc. Aunque el grupo más numeroso es del de los insectos, destacan la variedad de los lepidópteros con más de setenta especies de mariposas como la mariposa isabelina y la mariposa de Apolo.

 

Economía

La economía del Real Sitio de San Ildefonso viene determinada por sus recursos naturales y por su evolución histórica.

Nuestro maravilloso entorno natural ha ido conformando, no sólo nuestro patrimonio histórico y arquitectónico, sino también a nuestra comunidad, nuestra forma de vida y nuestra opción de desarrollo basado en nuestros recursos propios. Desde siempre, el uso, aprovechamiento y disfrute de este privilegiado enclave ha dejado una impronta histórico – cultural y etnográfica que dota a este territorio de gran singularidad y que ha generado economías a lo largo de la historia.

La sostenibilidad económica del Real Sitio se basa en asegurar a las generaciones futuras poder seguir haciendo uso de estos recursos naturales y culturales, donde “desarrollo” no conlleve la degradación de su patrimonio y la pérdida de identidad, promoviendo la potenciación de forma integral los principales sectores económicos del municipio: Vidrio, Madera/Medio Ambiente y Turismo/Cultura, que transversalmente incide en los anteriores.

La potenciación del Turismo y la actividad cultural, junto al conocimiento y las artes, se ha convertido en ejes básicos y estratégicos para el sistema productivo local, convirtiéndolos en generadores de economía y una alternativa ante formas menos sostenibles de desarrollo.

 

  • Madera

El aprovechamiento forestal de los Montes de Valsaín se basa en la explotación del pino silvestre, el cual desde su origen sigue rigurosos controles de calidad para su comercialización bajo el sello exclusivo de «maderas de Valsaín».

Su explotación originó la creación del Real Taller de Aserrío Mecánico de Valsaín en 1884, un aserradero muy avanzado para la época en que se inició la actividad, 1884 y que actualmente está catalogado como uno de los edificios más importantes pertenecientes al patrimonio industrial del S. XIX.

Ligados a este recurso, perviven oficios tradicionales como los «gabarreros» que aprovechan el ramerío y las leñas muertas sobrantes en el monte tras las talas, y que junto al aprovechamiento de los pastos por los ganaderos, contribuyen en la disminución del riesgo de incendios.

Los Montes de Valsaín son en la actualidad un ejemplo de gestión y de sostenibilidad en el aprovechamiento de los recursos naturales, haciendo compatibles la obtención de madera de primera calidad con la máxima protección de especies animales y vegetales.

 

  • Vidrio

La Granja cuenta con una consolidada y reconocida tradición industrial vidriera, iniciada con los talleres artesanales que sirvieron para fabricar los vidrios empleados en la construcción del Palacio, y culminada con la instalación de la Real Fábrica de Cristales de La Granja en el siglo XVIII, que alberga en la actualidad el Museo Tecnológico del Vidrio.

Fue tal la importancia de esta actividad que su impronta se dejó sentir, incluso, en el trazado urbano de gran parte del casco histórico de La Granja.
La Real Fábrica de Cristales, por su parte, es un inmueble de 25.000 metros cuadrados que constituye el mejor ejemplar industrial, en uso, del siglo XVIII, siendo referente en multitud de foros de Arqueología y Patrimonio Industrial.

El sector vidriero se viene potenciando a través de la actividad museística y de investigación, además de la transformación y manufactura artesanal, aportando diversificación en la generación de actividad y empleo.

Actualmente el sector del vidrio se ha consolidado como el mayor generador de empleo en nuestro municipio gracias a la empresa privada Verescence que cuenta con más de 450 trabajadores. Esta empresa que se dedica a la fabricación de frascos de perfumería, cosmética y farmacia, bloques de vidrio y aisladores eléctricos ocupa una posición de liderazgo en el mundo del vidrio.

 

Turismo y cultura

La combinación de un entorno natural y paisajístico único con un patrimonio monumental e histórico excepcional, hacen de este municipio un destino turístico de primer orden tanto a nivel nacional como internacional.

La oferta turística del Real Sitio de San Ildefonso es variadísima: deporte y disfrute de la naturaleza, arte e historia, gastronomía, congresos, cultura, patrimonio religioso, patrimonio industrial etc.
El turismo, se ha convertido en un factor determinante en la creciente terciarización de la economía de la localidad. La versatilidad y transversalidad de este sector lo convierten en una actividad altamente dinámica.

Conscientes de la potencialidad y las sinergias de este sector, el municipio desarrolló un Plan de Dinamización Turística entre los años 2004-2008, fruto de la complicidad de las diferentes administraciones local, autonómica y estatal, y del análisis, la reflexión y el consenso que tuvo como objetivo la consolidación del Real Sitio como destino turístico de referencia. Las inversiones realizadas por las administraciones se han acompañado de una creciente inversión del sector privado, que ofrece una gran oferta complementaria que destaca por la profesionalidad de los servicios y la alta calidad de los productos.

En este Real Sitio, en el S XVIII, se concentraron los referentes culturales más importantes de la época, conviviendo personalidades de hasta 13 nacionalidades distintas (Maestros Vidrieros, Dowling, Bambrilla, Breñosa, Castellarnau, Farinelli, Boccherini, Procaccini,…) A lo largo de los años, el Real Sitio de San Ildefonso se ha mantenido como referente para los ilustres más destacados de la cultura, el conocimiento y las artes de cada época, siendo en la actualidad la sede y laboratorio de ideas de diferentes universidades, y lugar de encuentro para multitud de equipos de investigación y expertos de diferentes disciplinas, enriqueciendo el patrimonio intangible de nuestro municipio.

Las artes escénicas ocupan un lugar destacado en el panorama cultural actual, desarrollándose una amplia y variada programación cultural durante todo el año, especialmente en la época estival donde se dan cita tanto artistas locales que inician su andadura en diferentes especialidades del apasionante mundo de la cultura, como artistas de reconocido prestigio nacional e internacional en los diferentes festivales que componen la programación de Noches Mágicas de La Granja.